2º Capítulo: Construcción del Estado Moderno.

Resultado de imagen de maquiavelo mapa conceptual
Mapa conceptual sobre las cualidades del soberano, según Maquiavelo. (Sources)

Como en el anterior, la exposición está cogida de la obra “Historia Moderna”, de los autores Bartolomé Benassar, Jean Jacquart, François Lebrun, Michel Denis y Noel Blayau. A continuación de la exposición, breve conclusión.

Los soberanos y sus consejeros instauran, de 1450 a 1500, los elementos que permiten en el S. XVI la construcción del Estado moderno, bajo la forma de la monarquía centralizadora. En primer lugar, se produce la consolidación y la especialización del Consejo del rey. Los monarcas intentan controlar la elección de sus consejeros, bien reduciendo el número o bien creando un órgano más restringido. También, al tener un Consejo con una competencia universal, se intentó esbozar una división entre sus atribuciones políticas y sus atribuciones jurídicas por medio de la creación de un nuevo órgano: Consejo Privado o de Estado. Para finalizar, los monarcas intentan afirmar su soberanía haciendo que su Consejo sea la más alta autoridad del estado, por encima de todas las demás instituciones, especialmente de los órganos representativos que limitaban su poder. Esta política tuvo éxito en Europa Occidental, encontrándose en los demás lugares con la independencia de los príncipes y la debilidad de los soberanos.

Mapa conceptual sobre el poder en la Edad Moderna. (Sources)

 En segundo lugar, se produce la multiplicación de los representantes del poder. La consolidación del control por parte del soberano exigió, en una época en la que las distancias eran un obstáculo, la presencia de servidores fieles en las provincias. Estos representantes del soberano se elegían tanto entre la pequeña nobleza provinciana, a la que se unía así a la clientela real, como entre los clérigos formados en el derecho romano, que aprobaban, desde hacía tiempo, las ambiciones de los soberanos. En los Estados su tendencia natural era extender su campo de acción y aumentar así su propia influencia trabajando para el poder.

viajes-descubrimiento-y-exploracion
Representación de galeones. (Source)

 

En tercer lugar, se produce la búsqueda de recursos regulares. En todas partes, los soberanos del S. XV trabajaban para acrecentar las rentas “ordinarias” por medio de una gestión mejor. Pero estas rentas eran insuficientes desde hacía mucho tiempo y, más aún, ante las nuevas ambiciones del Estado. Por lo tanto, era necesario obtener recursos “extraordinarios” en forma de impuestos sobre las personas y los bienes o tasas sobre los intercambios. El esfuerzo de los soberanos es doble: convertir estos suministros en regulares y abundantes; y librarse de la necesidad habitual del consentimiento de los súbditos representados por los estados generales. En este movimiento, los reyes de Francia y Castilla se adelantaron de forma notable a finales del S. XV, y a ello debieron en una parte considerable, su poder. En todos los demás sitios, los príncipes tenían que someterse todavía al control de los órganos representativos. Este fue la razón real de las aprobaciones de los viajes hacia la exploración, la conquista o la batalla.

 

 

Imagen relacionada
Imagen de ejercito permanente.  (Source)

En cuarto lugar, se produjo la creación de un ejército permanente. Un elemento fundamental en la construcción del Estado moderno, orientado a afirmar su poder en el exterior; siendo al tiempo también, la causa esencial de la búsqueda de recursos financieros y regulares. Las largas guerras del S. XV otorgaron un importante papel a los infantes, a los arqueros, a los gastadores y a las nuevas armas. La guerra se convirtió en un oficio especializado, y se impuso la necesidad de recurrir, junto a la antigua “hueste”, a las compañías de ordenanza, formadas por jóvenes gentilhombres, y a las milicias de arqueros procedentes del pueblo bajo. Muy pronto, a imitación de las repúblicas italianas, que utilizaban en gran número y desde hacía mucho tiempo, los servicios de los condottieri, los soberanos empezaron a reclutar mercenarios, pagados para hacer la guerra. Estos ejércitos se convirtieron en permanentes y se organizaron cada vez mejor, siendo un recurso esencial para el Estado.

Todo este avance permite al Estado resistir las fuerzas disgregadoras que encuentran la ocasión de manifestarse en los periodos que se eclipsa temporalmente el papel decisivo del monarca. La larga minoría de edad de Carlos VIII, que dio lugar a desordenes que favoreció al gobierno de los regentes, y a la subida fraudulenta al trono de Luis XII y Francisco I. Asimismo, el largo periodo de indecisión que separa en España la muerte de Isabel (1504) de la llegada de Carlos de Borgoña (1517), durante el cual las ambiciones antagónicas de Felipe el Hermoso, esposo de Juana de Castilla, reina por derecho pero incapaz de gobernar, y de Fernando, deseoso, naturalmente, de conservar en Castilla el poder que había mantenido por treinta años, hubiera podido poner en peligro los resultados conseguidos.

Por el contrario, es manifiesto el retraso en esta etapa de los estados de Europa Central y Oriental, que no será verdaderamente subsanado más que con el Despotismo Ilustrado del S. XVIII. Se puede decir que la evolución interior de las potencias europeas en el transcurso del S. XVI está determinada por los resultados obtenidos por los príncipes en los últimos decenios del siglo anterior. De igual modo que el nacimiento y el desarrollo de los imperios coloniales lo estuvo a causa del adelante que consiguieron, en la misma época, los navegantes al servicio de los reyes de España y Portugal.

Esta formación de Estados y la nueva configuración de gobierno explica el mundo aristocrático que envuelve a Lucrecia. Los nobles buscan desesperadamente aguantar sus escarnios al lado de los distintos monarcas, mientras intentan guardan los privilegios que hasta entonces habían ostentado. Sin embargo, a la vez que estos nobles intentan aguantar sus puestos en el gobierno, nuevos nobles aparecen en escena aplicando y consiguiendo esplendidas carreras y títulos. En esta época los monarcas, a la vez que intentan rebajar el poder de influencia de la aristocracia, igualmente ayudan a que surjan nuevos señores, que refuerzan su poder gracias a esta necesidad imperante de los soberanos; ya que, para formar los nuevos organismos de poder, se necesitan nombramientos y entrega de privilegios. Este hecho genera un choque entre ambas clases de nobleza. La nobleza antigua, cuyos privilegios vienen desde el medievo y la nueva nobleza, aquella que consigue y agranda dichos privilegios con la formación de las nuevas instituciones y necesidades políticas de las monarquías. Además, este hecho también se extrapola a la Iglesia. Muchos cardenales y hombres de iglesia son beneficiados por este hecho, tanto por las necesidades del papado, como por las urgencias de las monarquías en la búsqueda de hombres de confianza en los nuevos puestos. Los vastos territorios que forman las monarquías necesitan hombres fieles que los guíen. Pero también se necesitan hombres fieles que luchen en defensa de dichos territorios, así es que muchos otros hombres, consiguen destacan y ganar nuevos títulos y tierras. Ejemplo de esto es el propio hermano de Lucrecia, Cesar Borgia, quien destaca por una carrera militar, o cuando la guerra entre Julio II y el duque de Ferrara, que se contrataba a hombres a modo de ejemplo profesional en defensa del ducado. O como la monarquía francesa busca apoyos militares para conseguir los territorios italianos, al igual que lo hace la corona de Aragón. En la biografía de Lucrecia también se puede apreciar la tensión entre los nuevos y viejos nobles, viendo las disputas, las delincuencias, los bandos existentes en Italia; los cuales apoyaban a unos u otros objetivos, o a unos u otros candidatos al pontificado dependiendo de sus intereses del momento.

Bibliografía y Webgrafía.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s